El tutorial del Lunes | Mini con fundas de plástico

¡Hola! Si, si… habéis leído bien… es que nos hemos organizado taaaaaan bien, que hemos empezado por cambiar de planes!!! JAJAJAJA

Así que en realidad nuestras secciones fijas serán:

LUNES: “el lunes no pasará sin que aprendas algo más”, en esta sección, que se estrena hoy, compartiremos con vosotras un tutorial todas las semanas. Os pedimos clemencia…vamos a poner lo mejor de nosotras mismas en esta  sección (y por supuesto en todas las demás) pero somos conscientes de que ahí fuera hay gente mucho más veterana que nosotras o simplemente, compañeras que ya han publicado algo similar a lo que nosotras pongamos aquí, esto es posible, sobre todo, porque pretendemos hacer tutoriales de todos los niveles (hasta donde alcancemos, claro) y eso incluye “primeros pasos”. Así que espero, de verdad, que todo el mundo encuentre algún truquito o técnica que le resulte interesante y que si alguien ve alguna cosa que ella ya ha publicado o visto en alguna otra parte, no se mosquee, porque la idea no es apropiarse de nada, es compartir lo que nosotras sabemos. Si en alguna ocasión os mostramos aquí algo que hemos visto en otra web, o que por ejemplo hemos pensado que sería buena idea traducir para que más gente tenga acceso a esa información, siempre os daremos el enlace a la entrada original.

MIÉRCOLES: “hoy me siento inspirada”

Y lo que no cambia es el VIERNES: “un viernes, un reto”.

Así que vamos allá con nuestro primer tutorial, hoy de la mano de Cris:

Os voy a mostrar como hacer un mini aprovechando hojas de bolsillos de plástico tipo Project Life. A mi me encantan los álbumes con tarjetas tipo PL, los uso para muchos proyectos distintos. He hecho los minis de recuerdo de mi embarazo que regalé a mi familia, uno para un cumpleaños y el que os voy a enseñar hoy para hacer un álbum con los “un día en mi vida” de este año.

Cuando me enteré de la existencia del PL me compré enseguida un conjunto entero para hacerlo, pero cuando llegó… me desilusionó muchísimo… ¿dónde iba yo con ese armatoste que no me entraba en ninguna estantería de mi casa? así que jamás lo usé, pero quería sacarle partido a las fundas, ¡¡porque aquello me costó un pastón!! así que busqué distintas formas de aprovecharlas cortándolas para hacer álbumes más pequeños… y hace poco caí rendida ante este álbum de Sonia Alcaraz y desde que lo vi probé diferentes versiones e hice muchas pruebas de encuadernación para conseguir el efecto deseado. Y el fruto de esas pruebas es lo que os voy a enseñar hoy:

MATERIALES QUE NECESITAS:

- cartón duro para hacer portadas, puedes comprarlo específico para este fin o reciclar materiales duros o más gruesos de lo normal que tengas.

- fundas de plástico para el interior del álbum. Te vale cualquiera, este álbum está pensado para reciclar las que no usas en otros proyectos. O puedes por ejemplo aprovechar las que a veces te dan en la tiendas de fotografía.

- papel o papeles para forrar las tapas del álbum.

- una cinta o cuerda para atar las fundas en el interior.

- material básico de scrap (tijeras, cutter, tabla para cortar, regla, lápiz, pegamento, crop-à-dile)

En primer lugar, si queréis modificar el tamaño de las fundas de plástico que tenéis, solo hay que cortarlas del tamaño que os interese y hacer de nuevo los agujeros para que cuadre con vuestro álbum. Yo suelo poner washi tape en el lado donde voy a hacer los agujeros porque:

- tapa antiguos agujeros que no me vengan bien

- facilita la tarea de agujerear el plástico y hace que quede mejor

- si no estoy haciendo los agujeros justo en el lateral adecuado para ello, es una forma de definirlo.

Segundo paso, las tapas del álbum: las cortamos en un material duro, adecuado para esta función. Cortamos dos cuadrados o rectángulos, 1,5cm más largos y anchos que las hojas de plástico que va a contener el álbum. Cortamos en el mismo material una tira de 1cm de ancho y la longitud de nuestras tapas, con ella vamos a formar el lomo de nuestro mini. Hacemos dos agujeros en una de las tapas, coincidiendo con los agujeros que tienen las fundas de plástico y de manera que éstas queden bien centradas verticalmente en la tapa; esta será nuestra tapa posterior.

Metemos la cuerda o cinta que vayamos a usar para sujetar las fundas de plástico por los dos agujeros, de modo que los dos extremos queden en el mismo lado; esta será la parte interior de la tapa. Cortamos el papel con el que vamos a forrar las tapas de un tamaño tal que sobren al menos 4 cm por cada lado de la tapa. Yo en este caso he aprovechado que mi papel era muy grande y con un solo papel he forrado todo el exterior del álbum. A veces esto no se puede hacer, o simplemente prefieres que el papel de la portada sea diferente al de la trasera. Es este caso, no hace falta que llegues al extremo interior de la tapa con este papel, porque usarás otro diferente para forrar el lomo y un poco de cada tapa. Pon tu papel con el dibujo hacia abajo en la mesa y pega en el centro la tira que forma el lomo del álbum. Pega luego a cada lado de la misma cada tapa, teniendo cuidado de:

- dejar una separación de 2mm entre el lomo y cada tapa

- que estén bien paralelos

- pegar la trasera de manera que los agujeros queden al lado del lomo, que los extremos de la cuerda queden hacia arriba y que la cuerda esté bien estirada y no haga ningún bulto raro por detrás.

Una vez bien pegado el papel que forra las tapas, corta las esquinas como se muestra en la imagen, para que no hagan dobleces que den volumen al meter hacia dentro el papel. Con cuidado, ve pegando el sobrante de papel hacia el interior de las tapas, primero los dos laterales y después las partes superior e inferior. Marca la separación entre el lomo y ambas tapas para que el papel vaya cogiendo la forma para cerrarse después.

Ahora toca forrar el interior del álbum. Corta el papel elegido un cm más corto y estrecho que las tapas. Colócalo centrado sobre la parte interior de tu álbum y marca la posición de los agujeros de la tapa trasera. Haz los agujeros y vuelve a colocar el papel sobre tu álbum, esta vez, sacando la cuerda por los agujeros que acabas de hacer. Posiciónalo bien y, con mucho cuidado, pega este papel sobre las tapas, desde el centro hacia fuera. Marca las separaciones entre el lomo y ambas tapas. Asegúrate de que el forro interior está bien pegado.

¡Ya tienes tu álbum! Ahora solo queda meter las páginas de plástico. Ordena las páginas y ve metiendo la cuerda por los agujeros de las mismas, empezando por la última. Céntralas bien y con cuidado y decisión, haz un nudo para unir los dos extremos de la cuerda que has pasado por todas las hojas de plástico. Luego haz una lazada o lo que más te guste.

¡¡Ahora solo queda que metas tus fotos y tarjetas favoritas en los bolsillos!! Espero que os haya gustado el tutorial y que os resulte útil; me encantará ver vuestras versiones en nuestra galería (en breve en funcionamiento). Os esperamos el miércoles con nuestra primera inspiración, de la mano de Lali. ¡Feliz scrap!

Cris.