Miercóles de inspiración | Y después del resacón…

Ya estoy de nuevo por aquí! ¿Me echabas de menos? Que tal las fiestas? Di la verdad, ahora te estás arrepintiendo mogollón de haber comido ese último polvorón! Es lo que hay, en navidades nos olvidamos de todo y después nos lo recuerda la báscula… No sé en tu casa, pero en Galicia en estas fiestas se cocina como si fuese el día del juicio final y estuviesen todos invitados a la fiesta… ¡No lo podemos evitar! ¡Es algo cultural! ¿Has ido alguna vez a una boda gallega? Si es así, podrás casi entender lo que nos volvemos locos en navidades…. y como consecuencia nos pasamos durante las tres siguientes semanas comiendo ropa vieja, como la llama mi madre, es decir, sobras reinventadas de todas las maneras!. Menudo master chef es mi madre para esto!. No veas Tato, que mal lleva lo de comer sobras durante 3 semanas!!. Oye, pero tampoco está la cosa como para ir tirando la comida por ahí, no??.

El caso es que el tema de inspiración de hoy va de eso, de las sobras. ¿Cuántas veces después de un proyecto nos quedamos con un montón de papelitos o letras desparejadas con los que no sabemos que hacer? Pues hoy yo te voy a traer unas cuantas ideas! A ver si te gustan.

La primera es de mis favoritas, y es que me parece genial!.

No sé tu, pero yo siempre me quedo con un montón de alfabetos desparejados, así que esta idea me viene de perlas!. Y que me dices de estas…






Pues esto es todo por hoy, ¿que te ha parecido?. La cuesta de enero es largaaaaaa. ¿Te animas con un poco de “ropa vieja” para hacerla más llevadera?.

Un bico!!

Mati.