El tutorial del lunes | El embosing es tu amigo.

Buenos días!!! Un lunes más y como no, un tutorial! Estoy alucinando con los tutoriales tan chulos que nos estan enseñando las diseñadoras invitadas de cada mes. Esta semana le toca el turno a Noelia, y no podria haber hecho un tutorial mas curioso!! Util y super bonito!! Tengo que probarlo ya mismo!!

Hola!!
Soy Noe, una de las mitades del blog “El Scrap de Cris y Noe” y estoy súper feliz y contenta de poder ser durante un día diseñadora invitada para Yoy Scrap!! Es genial diseñar para una marca 100% española!
Os traigo para la ocasión un tutorial sobre cómo crear vuestros fondos con carpetas de embossing. No sé si a vosotr@s os pasará como a mí, pero tengo una relación de amor-odio con estas carpetas. Por un lado me encanta crear texturas y volumen con ellas y por otro se me hacían tremendamente aburridas al tener que usarlas con (generalmente) cartulinas lisas, de un solo color. Con todo esto se me ocurrió hacer un pequeño experimento para el que sólo necesitaremos:

Papel del baño o de cocina (aproximadamente unas 8 tiras)
Pulverizador con agua
Gesso
Rotuladores (Copic, Spectrum…)

Y este será el resultado final:

Vamos allá con el paso a paso:
Paso 1.- Lo primero que debemos hacer es cortar el papel del baño o de cocina en trozos un poquito más grandes que la carpeta de embossing que vayamos a usar, e ir superponiendo capas unas encima de otras hasta tener aproximadamente 7 u 8.

Paso 2.- Pulverizamos agua encima de nuestro “montoncito” de papel” procurando que todas las capas queden ligeramente humedecidas, para ello lo que hago es pulverizar en la primera capa, en la última y en el medio de ellas, de esta manera al “prensarlas” con la Big Shot el agua se repartirá entre las capas.

Paso 3.- Una vez humedecidas aplicamos una capa de Gesso uniforme sobre la capa superior (la que será el papel visible en el proyecto final).
(Truco: llegados a este punto, a mí personalmente me encanta aplicar un último pulverizado con Glimmer Mist sobre el Gesso para darle un acabado satinado una vez que seque).

Paso 4.- Con mucho cuidado colocamos nuestro papel mojado y con Gesso sobre la carpeta de embossing que vayamos a utilizar, procuraremos que este bien centradita y la pasamos un par de veces por la Big Shot. Debemos ir muy despacito a la hora de sacar posteriormente el papel de la carpeta ya que al haber sido prensado y estar humedecido en un primer momento y hasta que se seque será algo frágil.
(Truco: os recomiendo que ANTES de pasar la carpeta por la Big coloquéis entre la carpeta de embossing y las bases de corte un paño de cocina o trapo viejo que absorba la mezcla de agua y gesso que al prensar saldrá).

Paso 5.- Dejar secar durante al menos 4 o 5 horas.

Paso 6.- Una vez seco… ¡¡¡A pintar!!! No debéis preocuparos ya que la tinta de vuestros rotuladores no se correrá por el papel, quedará bien fijada, como si de un papel especial para rotuladores de base de alcohol se tratase.

Paso 7.- Mas que paso, otra recomendación, yo suelo colorear dos veces el fondo.

Truco: otra opción para añadir más colorido a vuestro fondo es que los pulverizados iniciales los hagáis con sprays de color, esto creará un fondo con color sobre el que luego podréis pintar.

¡¡Ahora sólo queda crear la composición final de nuestra tarjeta con todo aquello que se os ocurra!!

Pues hasta aquí el tutorial que he preparado, espero que os guste, y lo más importante, que os resulte útil y lo pongáis en práctica!!

Un besazo enorme!!!

Noe.