Project Life | cómo voy a “atacarlo” este año

¡Buenos días! A veces una se confunde cuando escribe la fecha en algún documento estos días y aún pone 2015, pero lo cierto es que ya hemos pasado la primera quincena del primer mes del 2016, y que si no lo has hecho ya, deberías empezar a pensar cómo diablos vas a empezar tu Project Life®, ¿no crees?

Yo llevo un tiempo pensando en como voy a hacerlo, si bien tengo que reconocerte que aún no le he echado el guante, de hecho ni siquiera sé que voy a poner en la portada. Este será el cuarto año consecutivo que empiece este proyecto. Si, correcto, no te engañan tus ojos, he dicho “que empiece” no “que haga”, y esto se debe a que aún no tengo terminado ninguno de los anteriores años, pero ya están casi, casi, y los iré terminando en paralelo con el 2016 (o eso, o no hay PL 2016, lo cual sería una lástima porque me encanta ojear estos álbumes).

A lo largo de estos años he ido cambiando mi aproximación a este proyecto, así que cada vez tengo más claro que es lo que para mi funciona mejor o peor, y de eso es de lo que voy a hablarte hoy. Por supuesto, puedo cambiar de opinión en los próximos doce meses como un millón de veces, pero hoy por hoy, lo que he decidido es lo siguiente:

FORMATO. Siempre he utilizado ficheros de tamaño A4 o similar. El primer año utilicé unos archivadores y fundas tamaño folio pensados para filatelia, el segundo y tercero usé mis queridas fundas tamaño A4 diseñadas por YoY Scrap, pero como hemos decidido dejar de fabricarlas, este año voy a usar las fundas 6×12 de Becky Higgins, que es el tamaño que más se aproxima al A4. Ventajas: no tendré que ajustar las tarjetas al tamaño, ligeramente más pequeño, de los bolsillos de mis anteriores fundas. Inconvenientes: (1) el plástico es de peor calidad (2) ya no me vale cualquier álbum de papelería y me he tenido que gastar casi 80€ en los dos álbumes que he comprado para este año, a parte de costarme Dios y ayuda encontrar los dichosos álbumes, que no es nada fácil en este tamaño (3) terror, terror, si quiero hacer alguna foto entera de este tamaño para las fundas que me he comprado de un solo bolsillo, voy a tener que imprimirla en algún sitio porque es más larga que un folio. Esto último es un inconveniente para mi, que imprimo mis fotos en casa, si tu lo haces por rutina fuera, te da igual.

FOTOS. Mi gran reto de estos últimos meses es mejorar mis fotos. No solo de trabajos, sino también las que hago para luego escrapear. Con el tema trabajos ya terminados y objetos inánimes creo que ya voy mejorando, pero con el tema “fotos de documentación diaria con personitas dentro” lo llevo un poco peor, entre otras cosas (y se que esto suena a excusa, así que perdón) porque por mucho que yo me esmere por encontrar rincones idílicos, fondos blancos, ángulos diferentes… mis dos modelos favoritos no colaboran nada de nada… el adulto porque le molesta que le haga fotos, así que pone caras raras y la pequeña porque tiene un gran interés en ver cómo se la ve en la cámara y aún no ha comprendido que si viene corriendo hacia mi cuando voy a hacer click no sale nada que merezca la pena ser visto… Además durante el invierno (casi todo el año en París) la mayor parte del tiempo que pasamos juntos los tres estamos en casa y ya es de noche, así que la luz es escasa, por decir algo generoso. Por este motivo el año pasado hice (empecé :-) ) mi PL con fotos en blanco y negro, porque en ellas se puede disimular un poco esto, pero no me termina de convencer… y tampoco me gusta combinar fotos en blanco y negro y color, así que creo que este año voy a volver a las fotos en color, solo que intentaré que mis fotos tengan la máxima luz y claridad posible, como ya he empezado a hacer en mi diario de navidad 2015.

TARJETAS. Precisamente porque mis fotos serán en color, favoreceré tarjetas con fondos blancos y tonos neutros en mis páginas. Seguramente la gran mayoría sean tarjetas digitales, ya sea diseñadas por YoY Scrap o por otras diseñadoras. Es más barato, puedo en casi todos los casos customizar los colores y además no me gustan nada de nada (pero nada) las tarjetas con las esquinas redondeadas, sobre todo porque no redondeo mis fotos y soy incapaz de tener en una misma página bolsillos con esquinas cuadradas y con esquinas redondeadas (empiezo a vizquear y me empiezan a temblar las manos). El año pasado intenté seguir el método de Lali de preparar con antelación cada mes las tarjetas que iba a utilizar y adornarlas y demás y tenerlas preparadas, de modo que luego solo metes las fotos. Conmigo esto no funciona. Yo empiezo con las fotos y luego voy viendo que tarjetas me encajan mejor, así que al final he terminado con un montón de tarjetas que no he usado aunque preparé porque no me gustaba como quedaban luego en la página, así que este año volveré a hacerlo como antes: primero las fotos y luego elijo tarjetas acorde.

ADORNOS. Dado que este es un proyecto que me cuesta mucho llevar al día, los adornos los reduciré al mínimo (algo que ya hago). Algunos cartones, maderas, algún sello, washi… poco más, creo yo.

HISTORIAS. En este proyecto yo intento documentar nuestra vida como familia. Es cierto que al final termina siendo mucho de Luz, algo de Cris y muy poco de Vicen. Este año voy a intentar cambiar eso. Voy a volver a hacer un álbum específico de Luz, de modo que puedo no incluir cosas sobre ella en el Project Life® y voy a intentar dar más protagonismo a la figura de Vicen. Respecto a como voy documentando mi vida, he probado de todo y solo una cosa tengo clara: es FUNDAMENTAL llevar un diario, da igual en qué formato lo hagas, como mejor te apañes, pero tienes que escribir en algún sitio lo que haces y/o como te sientes porque sino, cuando llegue el momento de hacer tu PL, te faltará lo más importante: TU HISTORIA. Yo he usado agendas, hojas impresas de la agenda del ordenador o un cuaderno (el diario de toda la vida) y desde septiembre del año pasado utilizo Day One y, simplemente, LO AMO!! Tengo instalada la aplicación en mi móvil y en mi tablet y como siempre tengo una de las dos cosas encima, en cuanto tengo un momentín escribo lo que quiero recordar del día y listo! ya estoy tranquila. Además en principio se ponen al día entre los distintos aparatos, luego lo tienes todo en uno aunque escribas en diferentes sitios, si bien en mi caso eso no es así desde un día que se me ocurrió actualizar el iPad y se ve que mi iPhone, un poquito viejín el pobre, ya no es compatible con la nueva actualización :-( .

ESTÉTICA. En este aspecto seguiré como los último años. Yo hago un scrap híbrido. Intentaré que la sensación general de cada página sea de claridad, para ello trabajaré las fotos en plantillas que tendrán borde blanco, usaré tarjetas que tengan mucho fondo blanco también y escribiré en el ordenador las tarjetas que tengan texto, porque si bien me gusta mi letra, lo cierto es que me pone muy nerviosa escribir en los trabajos de scrap, siempre creo que voy a meter la pata y voy a fastidiarlo todo ;-) .

Espero que mis historias, errores y aciertos, te ayuden a organizar tu Project Life® de este año y que te animes a hacerlo, incluso si eres de las que le tiene un poquito de miedo.

¡Hasta pronto!

Cris