Tutorial | Hagamos un libro

¡Buenos días! Hoy es mi turno y voy a compartir contigo el último trabajo de scrap que he hecho para mi hija. A Luz le encantan los libros y todas las noches leemos juntos algún cuento antes de dormir. Como está expuesta a dos idiomas a la vez (en casa castellano y en la calle francés) pues tiene un poco de lío en la cabeza… dice pocas cosas realmente legibles y generalmente en francés, así que estamos en plena campaña “aprende castellano con papá y mamá”, por lo que aprovechamos el momento del cuento para aprender vocabulario en nuestro idioma. Y como aquí es un poco complicadete encontrar libros en castellano y además a veces hasta a mi me resulta difícil reconocer el objeto en el dibujo en cuestión en los libros para niños pensé, ¿y por qué no se lo hago yo? así que eso es lo que he hecho, y sé que voy a hacer muchos más con objetos y con el abecedario, por poner un ejemplo, pero el primero que he hecho, y que es el que te voy a enseñar hoy, es sobre la familia; así mato dos pájaros de un tiro, aprendemos a pronunciar y de paso nos aprendemos los nombres de los miembros de nuestra familia, que solo vemos de uvas a peras en persona. Pues allá vamos:

Lo primero de todo decirte que como este libro va a sufrir mucho trote, no lleva adornos y lo que he favorecido es que sea robusto. Como técnica en sí tampoco es que tenga nada difícil ni novedoso, lo que me parecía más interesante es la idea en sí de que le hagas un libro personalizado para tu pequeñajo o el de tu mejor amiga, y por eso lo comparto hoy aquí.

Lo primero de todo es elegir las fotos que vas a usar. Yo trabajo con las fotos en photoshop. El tamaño de las páginas de mi libro va a ser de 10×10 cm y como no quería borde blanco alrededor de las fotos, las he impreso más grandes y luego las he recortado al tamaño adecuado. No las hagas mucho más grandes, no te vaya a pasar como a mí que casi le recorto luego la cabeza a mi suegro ;-) .  Aquí tienes la familia al completo:

Luego recortas los papeles que quieras usar del mismo tamaño que las fotos. Como este tampoco va a ser el súper-mega proyecto que presentes en un concurso de scrap, puedes aprovechar para utilizar esos papeles que ya no te gustan o que no sabes en qué utilizar, yo personalmente he aprovechado todos los recortes de papel que tenía de un tamaño que me diese para las páginas. Bueno, excepto para las tapas que quería si o si el papel de las familias.

Con el ABC de YoY Scrap y unos sellos de Lawn Fawn he hecho los carteles con los nombres de las personas de las fotos, que luego he recortado con los dies a juego de los carteles.

Cortas dos tapas en cartón para que las portadas sean más gorditas y ya solo hay que empezar a pegar papeles entre sí. En una cara de cada cartón pegas los papeles que quieres que lleven por el exterior, Yo he usado cinta adhesiva por las dos caras, no me gusta usar pegamento, guarreo mucho con la cola, pero vale igual si tu lo prefieres.

Ahora montas tu libro poniendo en orden las futuras páginas del mismo. En la parte interior de la portada irá un papel y luego cada página estará formada por una foto por delante y un papel por detrás. La última foto que vayas a usar la pegas a la parte interior de la contraportada.

Una vez colocado todo en orden el proceso es sencillo: tu montón de papeles y fotos ordenados a la derecha, coges la foto, le pones papel adhesivo de doble cara y le pegas el papel por detrás. Lo pones a tu izquierda con la foto boca abajo. Siguiente. Y así hasta que llegues a la foto que pegas a la contraportada. Pon especial atención en que las esquinas tengan papel adhesivo para que al infante le cueste trabajo separar el papel de la foto (primera cosa que ha intentado hacer mi hija con las tapas en cuanto le he dado el libro).

Ahora le ha llegado el turno a los carteles con los nombres. Vuelves a colocar tu montón de páginas a tu derecha, de nuevo con las fotos boca arriba y a pegar carteles en el centro del papel. Has de poner el nombre del que va en la foto siguiente al papel.

Y ya está!!! Te enseño como han quedado las páginas de mi libro:

No tenía muy claro cómo encuadernarlo, al final he optado por poner dos anillas porque este sistema me permite muy fácilmente añadir páginas si fuese necesario, como va a ser el caso por partida doble este veranito :-) .

De verdad te digo que merece la pena si o si hacer un libro así a tus hijos. Luz ha flipado, literalmente! Cuando ha abierto su nuevo libro y lo primero que ha visto ha sido su cara a gritado súper contenta ¡LUZ! y luego al ir pasando las páginas iba gritando mientras se reía ¡ABUELOS! ¡TIA! ¡ADARA! Lo ha releído mil veces anoche y esta mañana, cuando se ha levantado, me ha pedido que se lo volviera a enseñar!! Así que ya estás corriendo a hacer uno!

Gracias por pasarte por aquí! Besos,

Cris