Tutorial tarjetas | especial bigshot

¡Buenos días! Soy una verdadera fanática de la bigshot, lo único que lamento es no ser rica para poder tener todos los dies que salen al mercado en casa :-)

Cuando vi el die cut de la rosa de Paper Smooches que voy a usar para hacer las tarjetas que te voy a enseñar hoy, no se que de qué me enamoré antes, si del die cut o de la tarjeta de Pamela Ho que venía como ejemplo en la web… solo supe que yo quería (necesitaba) ese die y que quería hacer esa flor :-) . Así que en cuanto lo tuve en mis manos me puse a ello… como además estaba próximo el mejor reto del mundo, era un momento perfecto para probar distintas combinaciones y para usar un die de flores y además pensé que podía ser un buen ejemplo para hacer un tutorial para usar este tipo de dies. Es una técnica un poco laboriosa, sobre todo si, como he hecho yo, quieres rellenar cada agujerito con un papel diferente, pero muy, muy sencilla de hacer y el resultado habla por sí solo.

Un único consejo a la hora de elegir el diseño de die cut a utilizar: no uses motivos que tengan muchos huecos muy pequeños, porque no solo te vas a volver loca rellenándolos, sino que además no se apreciará bien el efecto al ser los trozos de papel muy pequeños.

Y una nota: yo te enseño aquí como he hecho mis tarjetas, no se si es la técnica más purista ni la más fácil, pero a mi me ha funcionado y creo que es una manera sencilla de hacer una tarjeta muy bonita y colorida. Por eso lo comparto aquí aunque el diseño original no sea mío (dejé el link un poco más arriba).

Pues vamos a ello. Necesitarás (además de una máquina de corte y tu die favorito) retales de papeles de motivos, cartulinas blanca y negra, cinta ancha de doble cara y sellos con el sentimiento que quieras poner en tu tarjeta. Yo he utilizado los de las colecciones contigo y muuac de YoY Scrap.

Recorta el motivo elegido en cada uno de los papeles que quieras usar. Yo he hecho dos tarjetas, en una el contorno de la rosa está en blanco y en otra está en negro. Dependiendo del color que quieras usar, recortarás el motivo en cartulina blanca o negra.

Si, como yo, quieres que la flor quede con un poco de volumen, además recorta un rectángulo de cartulina del color elegido en el que entre tu motivo y cúbrelo por las dos caras con la cinta adhesiva de doble cara (sin quitar la protección del lado que no queda pegado a la cartulina) y recorta aquí también tu motivo. Una vez hecho esto, ya es hora de poner la música y empezar a hacer tu puzzle…

Aquí un pequeño inciso: las fotos que tengo son de la primera tarjeta que hice, en ella pegué papel adhesivo de doble cara por la parte de atrás del contorno que iba a rellenar. Con la segunda no lo hice así, y he de decir que es más fácil, así que aunque veas esta foto, lo que tienes que hacer es: a la flor que has recortado con la cinta adhesiva ya pegada, retírale la protección de la parte frontal y pega sobre ella el contorno que vas a rellenar, te encontrarás en la misma situación que en la foto, pero sin restos de papel adhesivo por fuera de tu contorno. Has de retirar el papel con mucho cuidado para que no se te desmonte el diseño. el hecho de tener papel adhesivo ayudará a que se mantenga unido, y tu necesitas que se mantenga unido, porque sino, pierdes el papel adhesivo en los huecos, que es justo donde lo necesitas.

Si no quieres tener tanto volumen en la tarjeta, haz como hice yo la primera vez: pega por la parte de atrás de tu contorno el papel adhesivo de doble cara (siempre sin retirarle la protección). En cualquiera de los dos casos te vas a encontrar con un contorno que por detrás es adhesivo, así podrás fijar los papeles de relleno que vas a poner a continuación.

Empezamos… con cuidado ve rellenado los huevos con papeles de colores

Cuando hayas terminado tendrás este bonito resultado. Con una flor queda de lo más resultón, pero no es ni mucho menos el único tipo de motivo que puedes usar con esta técnica. Tampoco es necesario que uses papeles de diferentes colores, puedes poner el contorno en un color y todo lo demás en otro y generar así en una “falsa capa única” una silueta con tu motivo.

Ahora montas tu tarjeta. Para ello:

- Si has pegado la cinta adhesiva directamente por detrás del contorno, recorta con un cuter el sobrante y luego retira la protección del adhesivo. Ya tienes la rosa lista para ser pegada.

- Si has pegado el contorno sobre la segunda figura recortada (que ya tenía el adhesivo pegado) simplemente retira con mucho cuidado la protección del adhesivo. Ya puedes pegarla en la tarjeta.

Yo he pegado el motivo en cartulina blanca:

Estampa tu sentimiento

Y termina la decoración con unos dots o con gotitas de acuarela o con lo que más te guste usar para dar tu toque final. Yo después he pegado todo el conjunto sobre un recuadro un poco más grande con papel a juego con los que he usado en la flor y que luego he montado sobre cartulina negra. Cuando hago el cuerpo de la tarjeta negro u oscuro, recorto un rectángulo en blanco que pego en el interior de la tarjeta para que se pueda escribir.

Y aquí tienes las dos tarjetas que he hecho. ¿cuál te gusta más? ¿en blanco o en negro? Vale que me he pasado una mañana recortando florecitas, pero… las tarjetas han quedado preciosas y ahora tengo miles de rosas de colores para usar en otros proyectos! :-)

Espero que este tutorial te sirva de inspiración y que te diviertas haciendo una tarjeta con esta técnica.

Te dejo con una tarjeta que hice hace bastante tiempo usando la misma técnica pero, como te decía antes, solo con dos colores, de manera que hace el efecto de que hubieras “dibujado” el motivo en el papel.

Cris